¿Qué influencer es correcto para tu marca?

image
image
image
image
image
image
influencer

Los influencers cobran cada vez más importancia a la hora de promocionar productos; pero ¿de verdad trabajar con un influencer es una buena estrategia? La respuesta es sí pero teniendo en cuenta que hay que seleccionarlo bien.

 

El mejor momento para contactar con un influencer es en el momento en que queramos lanzar un nuevo producto al mercado para ayudar a su viralización.

 

¿Qué ventajas tiene trabajar con un influencer?

 

  • Es una publicidad que goza de más credibilidad. No hay que olvidar que cuando mucha gente sigue a una persona es porque algo bueno les aporta; y por tanto seguramente le harán más caso cuando se trate de creer los beneficios del producto promocionado.
  • Nos ayudan a llegar a nuestro público potencial mucho más rápido.  Si seleccionamos adecuadamente el influencer (después explicamos cómo hacerlo) con un solo clic podemos estar llegando a miles de personas.
  • Nos ayudará a rentabilizar las campañas digitales y fomentarán el boca a boca. Generalmente la relación inversión-beneficios de un influencer suele ser muy rentable para la empresa
  • Nos diferencia de nuestra competencia. Que una persona con renombre nos recomiende aumenta el valor de nuestro producto y de nuestra empresa.
  • Nos ayudará a mejorar nuestras ventas y nuestro posicionamiento orgánico en buscadores. Si le pedimos al influencer que promocione nuestra página nos llegarán muchas visitas y seguramente alguna venta.

 

¿Cómo debemos elegir al adecuado?

 

No deberíamos contactar con cualquier influencer porque sino nuestra campaña no servirá para conseguir nuestros objetivos; hay cinco aspectos básicos que debemos conocer y tener en cuenta antes de la selección

 

  1. Que coincidan nuestro público objetivo y nuestros valores. Es la mejor manera de asegurarte que el influencer elegido de verdad ayudará a tu marca y ayudará al crecimiento de tu empresa.
  2. Que el tono de comunicación del influencer sea óptimo para la promoción de nuestra empresa. Si consiguen llegar a mucha gente es porque saben comunicarse con ellos pero tenemos que ser objetivos en cuanto a qué tipo de comunicación con los clientes necesita nuestra marca.
  3. Definir el tipo de influencer que vamos a utilizar. Hay macro influencers famosos, macro influencers y micro influencers; y no siempre los más famosos son los más rentables porque cobrarán mucho más que los pequeños.
  4. Tener en cuenta el engagement del influencer. No todo es el número de seguidores, hay muchas cuentas con muchos seguidores en instagram que apenas interactúan con su cuenta; y si quieres tener un buen target de clientela gracias a esto necesitarás que el elegido tenga muchos likes y comentarios para asegurarte posibilidades de viralizar la publicación.
  5. Frecuencia con la que publica. De nada sirve que tenga muchos seguidores si tarda dos meses entre publicación y publicación; el algoritmo de Instagram premia las cuentas que publican con constancia y las que tienen más visitas e interacciones. Cuanto más «viva» esté la cuenta del influencer elegido más repercusión tendrá la publicación.

 

En resumen, el marketing de influencers puede ser muy beneficioso para cualquier empresa siempre y cuando lo seleccione con cuidado.