5 Tips para una newsletter efectiva

image
image
image
image
image
image
newsletter efectiva

La newsletter es una estrategia muy importante en el email marketing porque nos sirve tanto para hacer más clientes como para fidelizar los que ya tenemos.

Sin embargo, si nos ponemos en el lugar del receptor del correo electrónico no siempre las recibimos con buena disposición. Es más, seguramente muchas de ellas ni las leas.

Así que, ¿cómo puedo lograr que mis potenciales clientes presten atención a mi email?

 

1. Línea de asunto de la newsletter

La línea del asunto es de vital importancia para que el cliente decida abrirla. Tiene que ser lo suficientemente clara para que el cliente puede intuir qué le vamos a ofrecer antes de que lo abra.

Lo mejor es que sean breves (no más de 60 caracteres); y que sean consistentes en el tiempo para que sea fácilmente reconocible. Hay dos estrategias bastante típicas y que funcionan muy bien para que el cliente abra nuestros emails.

 

  • Incluir el título del post principal como asunto del email de nuestra newsletter.

Si habitualmente escribimos en un blog probablemente mucha de la información que compartimos sea del interés de nuestros ya clientes; o de clientes futuros. Así que si el título está bien elegido podemos reutilizarlo para la newsletter.

 

  • Incluir un tag que indique una llamada a la acción o un tipo de contenido.

Si ponemos en el asunto algo como «NUEVO», o «SOLO HASTA FIN DE MES», «DESCUENTO A LAS PRIMERAS 100 COMPRAS»; etc conseguiremos un grado de atención mucho mayor por parte del lector del email

 

2. Inspirar confianza en el origen de los emails de nuestra newsletter.

 

Seguro que en más de una ocasión no abres un email porque te parece dudosa su procedencia y su intencionalidad. Si tu cliente no te conoce la confianza que va a depositar en tí va a ser limitada; así que para que se fíe de nosotros y que por tanto la newsletter sea efectiva podemos utilizar los siguientes tips:

  • Utilizar el nombre y apellido del remitente.

Si ponemos nuestro nombre y apellidos tendrá la impresión de que la oferta que le estamos haciendo es personalizada; y si el cliente se siente valorado será más fácil que abra nuestro email y que convirtamos el cliente de la newsletter.

 

  • Poner el nombre de nuestra marca de remitente.

Si el cliente nos conoce y nos reconoce a primera vista la newsletter será más efectiva. Una de las cosas más difíciles en el mundo digital es que el cliente confíe en nosotros sin conocernos; así que decirle quienes somos antes de que abra el email hará que sea más proclive a leerlo.

 

  • Utilizar el nombre del remitente y el nombre de la marca.

Es la más recomendada porque da sensación de mayor cercanía; si nuestro cliente ve que la newsletter la está enviando una «persona real» confiará más en nuestra marca y por tanto en nuestra empresa.

 

En cualquiera de los tres casos no es recomendable mandar la newsletter desde una dirección como no_reply@tuempresa.com. Lo mejor es que se mande desde una dirección donde podamos recibir las respuestas de nuestros clientes potenciales.

 

3. Cuidar el contenido de los emails que mandamos en la newsletter.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que si un suscriptor nos permitió enviarle emails es porque espera que le aportemos contenido interesante; así que este aspecto es vital para el éxito de nuestra newsletter.

Una opción muy efectiva es compartir los últimos contenidos publicados por nuestra empresa intentando que haya alguna llamada a la acción para la venta o para compartir en redes sociales y así ganar viralidad.

Podemos aprovechar la newsletter para fidelizar a los clientes o para convertir clientes nuevos. Si queremos fidelizar debemos darle un conocimiento extra sobre nuestra marca; por ejemplo nuevos objetivos de empresa, nuevos productos, nuevas tiendas; etc.

Sin embargo si nuestro objetivo es convertir lo más recomendable es incluir un formulario y darle a cambio una información que le resulte útil. Por ejemplo; si vendemos material deportivo podemos ofrecerles un descargable con recetas saludables para adelgazar si nos facilita sus datos.

 

Otros aspectos importantes a tener en cuenta son:

 

  • Poner el contenido más importante en primer lugar.

En muchas ocasiones el usuario de la newsletter realiza una primera ojeada antes de decidir si termina de leerlo o no. Así que es importante engancharlo rápido para que continúe la lectura.

 

  • Utiliza postdata en los emails de tu newsletter.

Está sobradamente estudiado por los profesionales del marketing que normalmente los usuarios que reciben un email de estas características leen con más atención el inicio y el final del correo.

Por tal motivo es importante añadir un dato que tenga relación directa con el cuerpo del mensaje; puede ser una información nueva, un cupón para canjear en la web, etc.

 

4. Elige un buen diseño para tu newsletter.

Existen distintas formas de diseñar el mail que vas a mandar en la newsletter; dependiendo en gran parte de en qué se base tu negocio pero en cualquier caso es importante que el diseño atraiga al usuario.

 

  • Email con texto plano.

Este tipo de email carece de ningún tipo de diseño o de imagen. El único elemento decorativo que normalmente tienen son los distintos tipos de letra, la negrita, cursiva, etc.

 

  • Email con texto HTML

Este tipo de email contiene un diseño muy simplificado con HTML. Aún así tiene normalmente logos, botones y otros elementos visuales; pero el texto continúa siendo el elemento predominante en el correo electrónico.

 

  • Email con HTML enriquecido.

Este tipo de email se manda cuando queremos que la imagen sea el elemento principal; dicho de otra manera cuando lo que buscamos es que entre por los ojos.

 

A la hora de elegir un tipo o otro depende mucho de nuestro modelo de negocio y de la intencionalidad con la que mandemos el email. Sin embargo, está demostrado que a la hora de adquirir nuevos clientes el texto en HTML suele tener mejor resultado.

El motivo es que cuando usamos el HTML enriquecido es más probable que los servidores lo deriven a la carpeta de spam o a la de promociones; y obviamente eso afecta al porcentaje de gente que lo abre.

 

5. Segmenta bien la lista de suscriptores de tu newsletter.

Hay herramientas como Mailchimp que nos ayudan con la segmentación del público. La segmentación del contenido que vamos a enviar nos permite mandar el contenido adecuado a la persona adecuada. En ocasiones una misma empresa trabaja con productos para distintos públicos; por ejemplo si tienes una empresa de electrodomésticos probablemente venderás más microondas a personas que estén en edad de trabajar.

 

Por supuesto también es importante hacer un seguimiento de la interacción que día a día tienen los emails.

 

¿Cómo puedes segmentar una lista de email?

La respuesta a esta pregunta es cualificando a los seguidores. Es probable que parte de la segmentación puedas hacerla en base a criterios como la edad, la empresa, etc.

Sin embargo se ha mostrado muy efectivo hacerlo en base a formularios porque es la mejor manera de ofrecerle al cliente justamente lo que quiere. Si usas un formulario en el que el usuario te diga qué es lo que le interesa tienes el trabajo prácticamente hecho.

 

En definitiva, una newsletter es una herramienta muy efectiva para poder convertir clientes. Tanto si buscas usuarios nuevos como si quieres fidelizar a la cartera que ya tienes deberías tenerla en cuenta.